Seleccionar página

Una faceta básica de la política científica de Europa es la creación de cooperaciones transfronterizas, y no solo en la Unión Europea sino con países de todo el planeta. Por esta razón, recientemente se inició un proyecto ambicioso cuyos responsables trabajan para conectar a científicos europeos con colegas de Canadá.

El proyecto ERA-CAN+, puesto en marcha en octubre de 2013, pretende identificar oportunidades para la colaboración dentro del Octavo Programa Marco Europeo de Investigación e Innovación, Horizonte 2020. La creación de redes mundiales de investigación permite trabajar con los mejores de cada campo, aprovechar mejor los recursos y, sobre todo, potenciar la repercusión de los proyectos.

La iniciativa coincide con la firma reciente de un acuerdo global económico y comercial entre Canadá y la UE.