Seleccionar página

El Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) ha aprobado las nuevas condiciones financieras de sus instrumentos, que entrarán en vigor a partir del  1 de febrero de 2014 y que han mejorado respecto a años anteriores ante el bajo número de propuestas recibido por el Centro.

La principal novedad es la introducción de un tramo no reembolsable en todas las ayudas para proyectos de I+D empresarial. Este tramo se modulará en función de las características del beneficiario (PYME o gran empresa) y del proyecto, dependiendo del lugar de desarrollo, colaboración con centros generadores de conocimiento o si es fruto de un proyecto en cooperación tecnológica. Así, el tramo irá del 5% para un proyecto de I+D desarrollado por una gran empresa hasta el 25% en el caso de un proyecto de cooperación tecnológica internacional desarrollado por una PYME.

Con medidas como esta el CDTI pretende impulsar la I+D+i de las empresas españolas en vísperas de la recuperación económica para hacerlas más competitivas y con capacidad para generar productos de alto valor añadido.

Con ello, este organismo se consolida como el referente principal y esencial para el apoyo de la I+D+i empresarial.