El Consejo de Gobierno de La Rioja ha aprobado el IV Plan Riojano de I+D+I 2013-2016, dotado con 378 millones de euros en cinco líneas estratégicas, con 19 planes de acción y 55 programas, y cuyo fin es aumentar el gasto en esta materia sobre el PIB desde el 1,01 % actual hasta el 2 % en 2020.
Entre los objetivos del Plan figuran aumentar la competitividad de las pequeñas y medianas empresas (pymes) en los sectores estratégicos de la economía riojana para generar oportunidades de negocio, promover la colaboración entre las estructuras ya existentes ara desarrollar proyectos más ambiciosos y rentabilizar económicamente la I+D+I.
Enriquecer la carrera investigadora e incrementar la transferencia de resultados a las empresas son otros de los objetivos del plan, que subraya la importancia de intensificar la contribución del ámbito empresarial al gasto en I+D.
Resepcto al gasto total en I+D+I, el objetivo es lograr que en 2016 se sitúe en el 1,31 % del Producto Interior Bruto (PIB), con el horizonte de llegar al 2 % en 2020, cuando ahora es del 1,01 %.
Este Plan plantea cinco líneas estratégicas para aprovechar el potencial de desarrollo de la I+D+I teniendo en cuenta las fortalezas de La Rioja y todo ello se concreta en 19 planes de acción y 53 programas de trabajo.

La convocatoria está abierta a productos, técnicas, servicios y procesos ecoinnovadores destinados a evitar o reducir los impactos medioambientales o que contribuyan al uso óptimo de los recursos. La convocatoria acaba de abrir y cerrará el 5 de septiembre.

Desde la Unión Europea se anima a las pymes a presentar sus productos y/o proyectos ya que “tienen una función fundamental a desempeñar en el impulso de una economía verde». En los últimos cuatro años, el programa CIP Ecoinnovación (Competitiveness and Innovation Programme) ha contribuido a que más de un centenar de productos ecológicos innovadores llegaran a comercializarse.

La ayuda financia desde equipamiento a infraestructuras, sin olvidar materiales, y puede superar el 50% de los costes.

Desde ADER se desea potenciar las ayudas a la consultoría externa vinculada a la innovación para facilitar a las empresas la asistencia externa experta en este campo y facilitarles una óptima toma de decisiones estratégicas en el futuro. Con esa meta, en la convocatoria de este año, se subvencionan distintas actuaciones que se subvencionan entre un 30% y un 50% de media:
– Estudios de viabilidad técnica previos al desarrollo de actividades de I+D.
– Asistencia tecnológica para actuaciones vinculadas a actividades de innovación.
– Consultoría de servicios de transferencia tecnológica y acuerdos de licencias.
– Consultoría para definición y presentación de proyectos de I+D a convocatorias nacionales.
– Itinerario de inmersión en la innovación. Esta actuación es especialmente interesante porque constará de distintas fases para que las empresas avancen progresivamente en la implantación de I+D. Las fases son:
o Fase 1: PILDORAS DE INNOVACIÓN. Diagnósticos focalizados para la propuesta de acciones adaptadas a cada empresa.
o Fase 2: IMPLEMENTACIÓN. Despliegue de acciones de alto valor asociados a las píldoras de innovación.
o Fase 3: CONSOLIDACIÓN. Puesta en marcha de unidades de I+D en las empresas.
La subvención de esta actuación será del 60%, excepto para las píldoras de innovación donde puede llegar al 75%.
En esta línea, la contratación de Responsables de Unidad de I+D se subvenciona al 70%, y este porcentaje puede llegar al 80% si el técnico es Doctor.
El plazo de solicitud permanecerá abierto hasta el 31 de octubre de 2013.

PYMEs españolas de base tecnológica e innovadoras pueden presentar vía web una solicitud para trasladar su interés al CDTI en obtener financiación de capital riesgo y el CDTI procederá a analizar el proyecto presentado desde el punto de vista de su contenido tecnológico o carácter innovador, la coherencia global de la propuesta y su adecuación a la estrategia de Innvierte. Si la empresa interesada es calificada positivamente y existen inversores en su área de actividad se trasladará la información a los inversores privados que participen en el programa INNVIERTE.

Entidades destinatarias: PYMEs (según la definición elaborada por la UE) que sean españolas, en etapas tempranas, de base tecnológica e innovadoras y que presenten un alto potencial de retorno.

Cuantía: los importes de cada inversión serán, con carácter general, superiores a 500.000 € y no excederán de 2.500.000 € por PYME a lo largo de cada periodo de 12 meses.